¿En qué se diferencia la democracia de robar?

[ A+ ] /[ A- ]

El renombrado pensador libertario Hans-Hermann Hoppe ha mencionado que la democracia es una forma de comunismo moderado, donde A y B se ponen de acuerdo para robar la propiedad de C, y luego, B y C para tomar la propiedad de A y finalmente A y C para expropiar a B.

Si nos ubicamos en un sistema enteramente comunista donde no hay propiedad privada de los medios de producción, fácilmente podría argumentarse que no hay robo, puesto que no hay derechos de propiedad privada, sin embargo, ello sería irnos muy adelante en la cuestión, ya que el proceso de socialización/colectivización/nacionalización de los medios de producción requiere del uso de la fuerza para tomar la propiedad de otros, no es una cuestión voluntaria, ni tampoco pacífica. De este modo, no queda duda, el comunismo se basa en la confiscación sistemática de la propiedad privada de víctimas inocentes y, a la postre, dado que ya no hay propietarios de propiedad privada, en consecuencia, los incentivos para producir y con ellos, la posibilidad de futuras confiscaciones desaparece, aquí es cuando el sistema colapsa.

Si como hemos visto, el comunismo significa robar —tomar la propiedad legítima de otro sin su consentimiento— ¿Podría la democracia sustentarse en una forma de robo “moderado” cómo argumenta Hoppe?

Demócrata: No, en el sistema democrático todos hacemos parte del Estado, y mientras vivamos en sociedad es normal que existan unas cargas para garantizar el orden.

Libertario: Veamos, ¿si yo tomo tu propiedad sin tu consentimiento qué es?

Demócrata: Obviamente es robo, pero…

Libertario: Vale, y si ahora no la tomo yo, sino, digamos, una mayoría o minoría, por ejemplo, estos toman un 70% de los frutos de tu trabajo ¿qué es?

Demócrata: Es diferente, no sería robo ya que con ese dinero se construyen vías, escuelas, hospitales, etc.

Libertario: ¿Quieres decir que si un ladrón te roba más de la mitad de tu salario y luego te da una canasta de alimentos mensualmente deja de ser robo? ¿Acaso no es la misma situación?

Demócrata: No, porque la ley establece que debemos ser solidarios y en algunos casos el bien particular y la propiedad privada deben ceder ante el bien de la colectividad. Como te dije, vivimos en sociedad.

Libertario: Entonces eso no es una ley, es robo disfrazado de ley, me estás diciendo que mientras en el comunismo no había propiedad privada de los medios de producción, en la democracia sí se permite la propiedad privada de los mismos, apropiación/producción/intercambio, pero ¿las ganancias o frutos derivados de la propiedad tienen una función social? En pocas palabras no se socializa la propiedad, se socializan las ganancias derivadas de esa propiedad. ¿No es este el comunismo moderado del que hablamos?

Demócrata: Hmmm, es que debes entender que el bien común prima sobre el bien individual.

Libertario: Pero ¿cuál es el bien común? ¿Quién determina el bien común? ¿Es el bien común si A y B votan para expropiar a C y construir un hospital? ¿Es el bien común si B y C votan para tomar la herencia de A y alimentar huérfanos? ¿Es el bien común si C y A votan para confiscar la propiedad de B y salvar un animal en vía de extinción? No se necesita la legalización del robo para que exista sociedad.

Demócrata:

Libertario: Déjame decir algo más, al menos un ladrón cuando toma tu propiedad te deja en paz.

“Libertad antes que democracia”.

John Alejandro Bermeo
Director at Inst. Mises Colombia

Es Anarcocapitalista, culminó sus estudios de Derecho en la Universidad del Tolima. Es director del Instituto Ludwig von Mises Colombia, editor auxiliar del Instituto Mises y escritor de diversos artículos académicos y de opinión en webs libertarias.

Deja un comentario