Queridos recién graduados, olvídense de encontrar su pasión

[ A+ ] /[ A- ]

La cultura popular nos enseña que encontrar tu pasión es algo esencial para tu éxito profesional. Cuando Marsha Sinetar publicó en 1989 su libro:” “Haz lo que amas y el dinero te seguirá”, probablemente no se imaginó que serían millones los que tomarían el título de su libro como un sólido consejo para su vida laboral. Pero ¿y si el consejo es errado?

El psicólogo Robert Vallerand realizó una investigación sobre estudiantes universitarios canadienses con el objetivo de averiguar si eran apasionados con sus trabajos o sus estudios. Sus sorprendentes hallazgos fueron que “menos del 4 por ciento del total de las pasiones identificadas tenían alguna relación con el trabajo o la educación, con el restante 96 por ciento describiendo intereses o hobbies tales como el deporte y el arte.”

¿Son estos individuos desapasionados simplemente desafortunados?, ¿pasó sobre ellos la musa de la pasión?, ¿Necesitan hacer más pruebas de perfil vocacional o asistir a talleres para “encontrar su pasión”?

No hay dudas, los talleres de “encuentra tu pasión” tienen una vasta cantidad de clientes potenciales. De acuerdo a una encuesta realizada en 2016 por la Conference Board, solo el 50% de quienes están empleados están satisfechos con sus trabajos. Una encuesta de Gallup consigue que cerca el 50% de los empleados no están comprometidos con su trabajo y que un adicional 17% están “activamente inconformes.”

De mi experiencia desarrollando talleres de liderazgo sé que son muchas las personas que consideran que su ambiente laboral es la causa de su insatisfacción. Muchos señalan a obsoletos estilos jerárquicos de gerencia como el problema. ¿Pero qué tal si sus propias ideas erradas sobre el éxito, la pasión y la satisfacción laboral son el verdadero problema?

Primero, se bueno en algo

En 2007 durante una entrevista con Charlie Rose, al comediante Steve Martin se le pidió profundizar sobre un consejo vocacional que alguna vez dio sobre cómo ser exitoso. En su momento, Martin señaló lo obvio: “Tienes que ser innegablemente bueno en algo.”

La respuesta obvia, Martin refleja, no es lo que muchos quieren escuchar. Martin explicó: “Lo que quieren escuchar es: así es como consigues un agente. Así es como se escribe un guion, así es como haces esto. Pero yo siempre digo, ‘Se tan bueno que no puedan ignorarte.’”

El profesor de computación de la Universidad de Georgetown Cal Newport usó el consejo de Martin en el título de su libro, “Tan bueno que no puedan ignorarte” – un libro que desmiente la hipótesis de la pasión.

Newport cree que tener una mentalidad de artesano, más que una mentalidad apasionada, es como se consigue una carrera profesional plena. En vez de esperar que la pasión llegue, la investigación de Newport encuentra que las personas se vuelven apasionadas por el trabajo a medida que se vuelven buenas en él. “Pasión” explica Newport, es un “efecto colateral de la maestría”

La pasión no es suficiente

Newport recomienda, “Si quieres tener un trabajo genial, necesitas algo de gran valor que ofrecer a cambio.” Por si misma, tu pasión no es de gran valor. Todos los senderos profesionales están contaminados personas apasionadas, pero sin éxito.

“Mientras que la mentalidad de artesano se enfoca en qué tienes tu para ofrecer al mundo,” escribe Newport, “la mentalidad de la pasión se enfoca en cambio en lo que el mundo tiene para ofrecerte a ti.” Newport enfatiza la necesidad de ofrecer valor al mundo.

Para los trabajos de principiantes, la mentalidad de la pasión lleva a la infelicidad crónica y a un sentimiento de que algo hace falta. Newport explica:

“Primero, cuando te enfocas solo en lo que tu trabajo te ofrece a ti, te hace particularmente consciente de aquello que no te gusta de él, llevando a infelicidad crónica. Esto es especialmente verdadero para los trabajos de nivel inicial (entry-level jobs), los cuales, por definición, no van a estar llenos de proyectos desafiantes y autonomía – esos vienen después. Cuando entras al mundo laboral con la mentalidad de la pasión, las tediosas tareas a las cuales eres asignado o las frustraciones de la burocracia corporativa pueden ser demasiado para manejar.

Segundo, y más serio, las profundas preguntas que mueven la mentalidad de la pasión – “¿Quién soy?” y “¿Qué es lo que en realidad amo?” – son esencialmente imposibles de confirmar. “Es esto quien en verdad soy?” y “¿Amo esto?” raras veces se reducen a claras respuestas de sí o no. En otras palabras, la mentalidad apasionada casi garantiza mantenerte perpetuamente infeliz y confundido.”

Para aquellos que quieren quejarse sobre su trabajo insatisfactorio trabajo o carrera, es probable que mejor eviten el libro de Newport. Newport ofrece amor duro. La mentalidad artesana “te pide dejar atrás todas aquellas preocupaciones egocéntricas sobre si tu trabajo es “el adecuado,” y en lugar de eso te pide que te concentres en volverte condenadamente bueno.”

Nadie te debe una gran carrera

Newport escribe, “Nadie te debe una gran carrera… Tienes que ganártela – y el proceso no será fácil.”

Cuando los individuos examinan sus carreras a través de una mentalidad apasionada, suelen hacer afirmaciones que comienzan con, “Si hubiera tenido el coraje, habría renunciado a mi trabajo y habría…” Newport cree que ellos no entienden la cuestión pues: “Un gran trabajo no sólo requiere de gran coraje, sino también de habilidades de gran (y real) valor.” En otras palabras, si abandonas un trabajo prematuramente, antes de desarrollar tu capital laboral, es muy probable que fracases.

En una entrevista, Ira Glass, el afamado creador de la radio serie “This American Life”, advirtió, “En las películas existe esta idea de que debes sencillamente ir detrás de tus sueños. Pero yo no creo en eso. Las cosas pasan en etapas.”

La maestría requiere de arduo trabajo y tiempo. Glass no cayó por accidente en su gran trabajo. El ofrece este consejo: “Lo esencial es forzarte a ti mismo a través del trabajo, forzar las habilidades por venir; esa es la fase más dura.”

Newport cree que el enfoque del artesano para trabajar lleva a la acumulación de “capital de carrera.” Obtienes capital de carrera desarrollando “una colección de escasas y valiosas habilidades ganadas con esfuerzo.” Entonces podrás cambiar ese capital por un “trabajo fantástico.”

En resumen, con una mentalidad de artesano, puedes ganar un gran trabajo. Si eres cegado por la mentalidad de la pasión, puede que ni siquiera empieces la travesía.


Traducción por José Graterol, tomado de FEE.

Barry Brownstein

es profesor emérito de economía y liderazgo de la Universidad de Baltimore. BarryBrownstein.com

Deja un comentario