¿Pertenecen los medios de comunicación al poder?

[ A+ ] /[ A- ]

Hace poco se encendieron las redes sociales por el comentario de un presentador de televisión del canal RCN en Colombia por lo que le dijo a un joven que lo estaba grabando. Como suele pasar primero han disparado y después han preguntado, miento hasta ahora no han preguntado, solo han disparado sin cesar contra el protagonista del hecho, Felipe Arias. Mi objetivo en este post no será defenderlo, pero si será analizar su palabras, aunque el haya reconocido que las dijo con sarcasmo para quitarse del paso a un joven que lo intercepto con actitud hostil a pedirle una selfie. Aunque la táctica le funcionó para sortear la situación, no se dio cuenta de que lo estaban grabando y que sería puesto en la palestra pública, para ser atacado sin compasión sobre todo esos que odian a Caracol y RCN que son como tiburones esperando a oler la más mínima gota de sangre para ir a cazar sin compasión a su presa.

Esos mismos que se quejan de la falta de objetividad de los medios de comunicación, ponen en práctica lo que ellos mismos critican, no se han tomado un minuto para hacer una reflexión sobre el acontecimiento en cuestión. Tristemente se han dedicado a hacer picadillo al presentador y el debate de fondo sobre los medios de comunicación y su relación con el dinero y el poder se quedó  vacío. Simplemente se han dado por hechas sus palabras y que todo funciona así y ya. El análisis de fondo brilla por ausencia, no se planteó si el presentador lo dijo de manera sincera o sarcasmo, si en sus palabras hay algo de verdad, y si la hay ¿debería ser algo malo o bueno?

Miremos lo que le preguntaron y lo que respondió:

¿Dígame qué se siente que en su canal manipulen tanto al pueblo?”.

“Es que los medios de comunicación son del poder. Entonces, son para generar plata, no más”.

Muchos consideran que los medios de comunicación pertenecen al poder, hasta yo lo llegué a considerarlo así en algún momento. Pero primero deberíamos preguntarnos a que poder se refiere él: ¿al poder económico o al poder político?. Para hacer un mejor análisis hay que hacer distinciones entre estos dos. Los medios de comunicación que pertenecen al poder económico se puede decir que son los privados y los medios que pertenecen al poder político son lo públicos.

¿Pero realmente los medios de comunicación privados están al servicio de los poderes económicos del país? La respuesta es un sí a medias, porque también están al servicio gobierno. En Colombia vivimos ese capitalismo de amigos, donde empresarios que no buscan beneficios  satisfaciendo a sus clientes, sino a través del clientelismo del estado, se asocian con los políticos para que estos les mantengan sus privilegios. Esa simbiosis entre políticos y empresarios de los medios de comunicación  les permite a los empresarios ganar dinero gracias a mantener su oligopolio informativo y los políticos a tener réditos políticos gracias a los medios.

Los políticos protegen los oligopolios establecidos por las elites nacionales, creando leyes y manteniendo las que dificultan y hasta prohíben la entrada de nuevos competidores en el área de los medios de comunicación, prácticamente prohíben que haya una oferta de nuevas empresas que quieran entrar y ofrecer otros contenidos mucho más veraces y objetivos que podrían ser encontrados valiosos por muchos ciudadanos. Con verdadera libertad económica, nuevos medios podrían fundarse, de esta forma los ciudadanos tendrían un mayor abanico de posibilidades para informarse mejor, por lo que los medios que desinforman perderían clientela y así terminarían quebrándose.

En compensación a los favores obtenidos por lo políticos, lo empresarios de los medios de comunicación sesgan su contenido para favorecer a quien les convenga, para obtener sus beneplácitos. ¿Entonces es válido decir que los medios privados sirven tanto al poder económico como al poder político? No mucho. Es el poder político el que a la final tiene el sartén por el mango, al tener tanto poder sobre la economía del país, al entregarle  a ellos el poder sobre quien produce, que, cuando y como. Los políticos pueden decidir quien puede crear un medio de comunicación y quien no, nos quita el poder a los ciudadanos la posibilidad de poder disfrutar de la oferta que otros medios podrían ofrecernos.

¿Pero estamos completamente desarmados ante ese poder de los medios de comunicación? Para fortuna no, los medios de comunicación necesitan generar dinero, y lo consiguen logrando que veamos su programación. El poder lo tenemos todos apagando la televisión o decidiendo ver otros canales diferentes a los que nos desinforman en el país. Yo hace mucho ejercí mi poder sobre los medios de comunicación colombianos, no viéndolos, prefiero gastar mi tiempo en otras cosas. El poder económico del país por mucho dinero que tengan no me pueden obligar a ver sus programas, por lo tanto quien realmente tiene el poder es el espectador.

 

Pertenecen los medios de comunicación al poder

 

Afortunadamente cada vez tenemos más accesos a internet donde podemos buscar y contrastar información, donde podemos a acceder a otras fuentes de información. Podemos tener diferentes puntos de vista de un mismo hecho, mirar en detalle mejor un acontecimiento, ya que muchas veces sacan de contexto cosas que ha dicho alguien para desprestigiarlo. Opciones a RCN y Caracol tenemos muchas gracias a internet, que no solo es para ver el Facebook o revisar Whatsapp, también debemos usarla como una herramienta útil para mantenernos informados. Además gracias a internet las ideas y enfoques libertarios que han sido ignorados por los medios de comunicación tradicionales han podido comenzar a encontrar nuevas formas de difundir nuestro pensamiento.

Debemos recordar que no son los miedos de comunicación quienes están obligados a informarnos bien, quien está en la obligación de informarse bien somos nosotros mismos,los ciudadanos. No debemos descargar toda nuestra responsabilidad sobre los medios de comunicación como RCN o Caracol, es nuestro deber buscar la información y castigar a los que nos dan mala información no viéndolos, al igual que haríamos con cualquier potro producto que compráramos en el supermercado, si no nos gusta ese producto no lo compramos más, y buscamos otra marca que si cumpla con lo que queremos y necesitamos.

 

 

 

Alex Ocampo

Es un liberal que fue de derecha y luego de izquierda, finalmente se toparía con el camino libertario. Aunque es ingeniero de profesión, es profundamente estudioso de la economía austríaca y política actual.

Deja un comentario