Desventajas del nacionalismo económico y político

[ A+ ] /[ A- ]

Las políticas de tipo nacionalista comienzan siempre contemplando exclusivamente la destrucción del propio vecino; lo malo es que tales limitados inicios, después, traen desolación al mundo entero. Para superar aquel tan peligroso provincialismo, al que aludíamos, implantando, en su lugar, un verdadero cosmopolitismo, ineludible resulta que los pueblos se percaten, ante todo, de que sus respectivos intereses no se hallan en conflicto mutuo y que cada nación prospera colaborando, en la mayor medida posible, con las demás y, desde luego, absteniéndose escrupulosamente de recurrir a la violencia. No se trata, pues, de sustituir un chauvinismo nacional por otro chauvinismo supranacional, de mayor amplitud geográfica; el chauvinismo es nocivo per se .

La vieja política internacional de tipo militarista ha de dar paso a pacíficos sistemas orientados no hacia el conflicto bélico, sino hacia la cooperación humana. Pero no es eso lo que, de verdad, buscan los partidarios del paneuropeísmo, los defensores de los Estados Unidos de Europa. Porque no pretenden, de verdad, montar un sistema distinto del que, hasta ahora, ha prevalecido en los estados militaristas e imperialistas; simplemente desean dar a aquellos idearios una base geográfica mayor.

Desventajas del nacionalismo: desemboca en proteccionismo

La Pan-Europa será, naturalmente, una entidad más extensa que cada uno de los estados individuales que en ella deba integrarse; su potencia militar se incrementará señaladamente; estará, pues, en condiciones de enfrentarse con el Imperio Británico, EE. UU. o Rusia. Un chauvinismo europeo sustituirá a este que Francia, Alemania o Hungría actualmente practican.

Un frente común, formado por todos los países europeos, se movilizará frente a los «extranjeros»: los británicos, los americanos, los rusos, los chinos y los japoneses. Cabe, desde luego, forjar una mentalidad política chauvinistica sobre una base nacional; pero ello ya no es posible partiendo del mero concepto geográfico. El lenguaje común liga y aúna a los componentes de una nación; la diversidad lingüística, en cambio, constituye barrera que separa y aísla a quienes de distinto modo se expresan.

Sin tal realidad lingüística —aparte de las ideologías— el chauvinismo jamás hubiera podido desarrollarse. Europa, exceptuando Rusia, con el mapa a la vista, puede muy bien parecemos una unidad; pero tal imaginaria representación en modo alguno crea, entre los habitantes de la región, ni el más mínimo sentimiento de solidaridad y mutua comunidad, en qué apoyar proyectos comunitarios ingeniados por imaginario estadista. Cabe llegar a convencer a un ribereño del Rhin que está sirviendo su propia causa cuando va a la guerra en favor de los alemanes de la Prusia oriental; hasta es posible hacerle comprender que el bien de la humanidad entera también a él le beneficia. Pero lo que nunca admitirá es que deba ponerse del lado de los portugueses, simplemente por la condición europea de éstos, y considerar a Inglaterra más enemiga ni más «extranjera» que a Portugal.

No se puede, desde luego, borrar (ni el liberalismo pretende hacerlo) la impronta histórica que hace, por ejemplo, que el corazón de todo alemán se emocione al invocar Alemania, el pueblo germano o nuestras ancestrales costumbres . Estos sentimientos eran ya una realidad mucho antes de que surgiera el actual estado germano, con su política y su chauvinismo . Todos esos tan bienintencionados intentos de crear federaciones, ya sean centroeuropeas, panamericanas u otras de bases igualmente artificiosas, adolecen de la misma quiebra. Porque la realidad es que los vocablos Europa , paneuropeísmo o europeo no encienden en nadie esos emocionales transportes que los pueblos germanos sienten al invocarse Alemania o lo alemán .

Fragmento del libro Liberalismo de Ludwig von Mises.

Ludwig von Mises

Fue un economista austríaco de origen hebreo, historiador, filósofo y escritor liberal que tuvo una influencia significativa en el moderno movimiento libertario en pro del mercado libre y en la Escuela Austríaca.
Planteó lo perjudicial del poder e intervención gubernamentales en la economía que, según su teoría, por lo general llevan a un resultado distinto al natural y por esto muchas veces perjudicial para la sociedad, ya que generan caos en el largo plazo.

Deja un comentario